¿Qué es una Apertura de Centro de Trabajo?

Apertura de Centro de Trabajo

Una Apertura de Centro de Trabajo es una comunicación de apertura o reanudación de una actividad en centros donde se hayan realizado modificaciones, alteraciones o ampliaciones.

¿Qué es exactamente una Apertura de Centro de Trabajo?

Se trata de la comunicación de la apertura o la reanudación de la actividad en un centro de trabajo donde se hayan realizado modificaciones, alteraciones o ampliaciones.

¿A quién va dirigida esta comunicación?

Esta comunicación se debe hacer a la Dirección General de Trabajo, siempre que ese centro de trabajo esté ubicado en la Comunidad de Madrid. En otras comunidades se deberá tramitar en su registro correspondiente.

¿Cómo se solicita esta comunicación?

Se debe presentar una solicitud, sin plazos específicos. En esta solicitud se incluirán datos sobre la empresa y el centro de trabajo en cuestión, así sobre las actividades que se realizarán en él.

¿Dónde se realiza?

Actualmente, la solicitud ya sólo se realiza de forma telemática.

¿Qué documentos deben presentarse junto a la solicitud?

La solicitud de Apertura de Centro de Trabajo deberá ir acompañada por:

  • Plan de Seguridad y su aprobación, en aquellas obras con proyecto.
  • Evaluación de Riesgos, en obras sin Proyecto, que incluya todos los trabajos que se realizarán en la obra.

Respecto a la documentación a presentar, el artículo 28.7, de la Ley 39/2015, de 1 de octubre, del Procedimiento Administrativo Común de las Administraciones Públicas, establece que “los interesados se responsabilizarán de la veracidad de los documentos que presenten”.

¿Cuándo debe presentarse la solicitud?

Previamente a la fecha de inicio de la actividad.

¿Debe actualizarse?

Sí, debe mantenerse actualizado permanentemente en caso de que se produzcan cambios no identificados inicialmente.

¿Quién puede realizar la solicitud?

Según la Orden TIN 1071/2010 de 27 de abril, sobre los requisitos y datos que deben reunir las comunicaciones de apertura o de reanudación de actividades en los centros de trabajo, sólo pueden efectuarlo los/as empresarios/as que tengan la condición de contratistas.

¿Quién es la persona responsable?

La obligación de efectuar la comunicación corresponde al empresario o la empresaria, sin importar cuál sea la actividad que realice e independientemente de las comunicaciones que deban efectuarse o de las autorizaciones que deban otorgarse por otras autoridades.

En los casos de obras de construcción la responsabilidad será del contratista, aunque será exigible igualmente al promotor de la obra.

¿Cuáles son las consecuencias de no realizar la comunicación?

En caso de no comunicarse una reanudación o Apertura de Centro de Trabajo, o que los datos presentados no sean reales o correctos, se considerará que se ha cometido una infracción.

Si la industria no se califica como peligrosa, insalubre o nociva por las sustancias que manipule, se considerará una infracción leve.

Si, por el contrario, se considera peligrosa, la infracción será grave.

En CSP Oficina Técnica somos profesionales expertos en este campo, y podemos ayudarte si tienes cualquier duda o sí deseas realizar un Plan de Autoprotección. Ponte en contacto con nosotros.